Mi gato no puede orinar ¿es una emergencia?

Mi gato no orina ¿es una emergencia?

Los problemas urinarios en gatos son potencialmente peligrosos, si notas que tu gato no orina de la forma adecuada puede ser una situación preocupante. El no poder orinar puede ser muy doloroso. Además, es potencialmente mortal.

¿Qué es la disuria en gatos?

La disuria es la dificultad que tiene tu gato para orinar, puede haber una disminución del volumen o incluso hasta una ausencia total de orina, en este caso se llama anuria.

También puede darse lo contrario. El gato bebe agua más de los normal (polidipsia) y orina más frecuentemente de lo que lo hacía antes (poliuria).

Los problemas urinarios en gatos son casos de emergencia real. Pueden indicar una insuficiencia renal, cálculos, infecciones urinarias, tumores, estrés, etc.

¿Cómo saber si mi gato tiene problemas para orinar?

No es sencillo saber si tu gato tiene problemas para orinar, el mismo hecho de usar un arenero puede dificultar la posibilidad de ver si hay algún problema. Sin embargo, hay unos tips que puedes tomar en cuenta para detectar si tu gato está orinando adecuadamente o tienes un gato con problemas urinarios. Entre los síntomas que tu gato tiene problemas para orinar están:

·        Orina con sangre

Si observas manchas de sangre, o en el arenero la arena cambia a un color más oscuro, puede estar indiciándote que hay un problema allí.

·        El tiempo en el arenero

Si tu gato empieza a pasar más tiempo del que pasaba en el arenero, puede ser que esté teniendo problemas para orinar o sienta dolor.

·        Micción con dolor

Tu gato maúlla como si tuviera dolor cuando orina, también puede parecer que está haciendo fuerza al orinar.

·        Tu gato visita con más frecuencia el arenero

Puede ser que el gato esté usando el arenero mucho más frecuentemente que antes. Este aumento de las veces que acude a orinar puede indicar un problema.

·        No usa el arenero

En ocasiones tu gato puede dejar de usar el arenero y comienza a orinar en todos lados. Esto puede darse por varias causas, una de ellas podría ser que asocia el dolor de orinar con el arenero y no quiere acercarse a él.

·        Tu gato tiene sucio el tren posterior

Para los gatos el acicalamiento es parte de su vida. Un gato que no se limpia a si mismo como antes, deja de hacerlo o se lame demasiado, te está indicando que tiene un problema. No necesariamente es urinario, pero sin duda es una causa de visita al veterinario para verificar su condición de salud.

·        Tu gato se orina fuera del arenero

Si tu gato siempre usó el arenero para orinar y de repente empieza a orinarse en otras partes de la casa o deja “charquitos” de orina por ahí, es posible que tenga problemas urinarios y necesite de una visita al veterinario.

¿Por qué mi gato no puede orinar?

Puede haber varias causas por las que tu gato no orina. Como te comentamos antes, puede ser por insuficiencia renal, cálculos, tapones mucosos, infecciones urinarias, inflamación (Cistitis), tumores, traumatismos. También es bueno destacar que la alimentación y el estrés son causas frecuentes de enfermedades urinarias en los gatos.

Estos problemas pueden ser de origen primario o secundario a otros problemas y presentarse solos o combinados. Por lo general se encuentran relacionados a enfermedades del tracto urinario bajo felino o FLUTD (por sus siglas en inglés) y pueden aumentar su incidencia en caso de machos, castrados y obesos.

Si notas que tu gato tiene cualquier problema para orinar, orina con sangre, o lo hace demasiado. Lo mejor es acudir a tu médico veterinario.

Nosotros podemos prestarte asistencia en Hospital Veterinario Agromédica en Escazú, para llamar, 2289-4101, para llegar, haz clic acá. Atendemos emergencias 24 horas en Escazú.

También nos encuentras en Agromédica Veterinaria en San Rafel de Alajuela, para llamar 2101-9191, para llegar haz clic acá.