Cirugía veterinaria mínimamente invasiva: ¡Lo que necesitas saber!

Cirugía veterinaria mínimamente invasiva: ¡Lo que necesitas saber!

En los últimos años, la cirugía veterinaria ha experimentado un avance sin precedentes gracias a la implementación de técnicas mínimamente invasivas. Estas técnicas se diferencian de la cirugía tradicional por utilizar incisiones más pequeñas y herramientas especializadas. Dependiendo del caso puede ser una buena opción quirúrgica para el paciente.

¿En qué consiste la cirugía veterinaria mínimamente invasiva?

A diferencia de la cirugía tradicional, donde se realizan grandes incisiones para acceder a los órganos internos, la cirugía mínimamente invasiva utiliza pequeños orificios o incisiones que permiten introducir instrumentos quirúrgicos y cámaras de alta definición.

¿Cuáles son los beneficios?

Las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva son varias:

  • Menor trauma: Las incisiones más pequeñas reducen el daño a los tejidos circundantes, lo que significa menos dolor, sangrado e inflamación.
  • Menor dolor: Al minimizar el trauma, también se reduce significativamente el dolor postoperatorio, lo que permite al paciente recuperarse con mayor comodidad y usar menos analgésicos.
  • Recuperación más rápida: Los pacientes experimentan una recuperación más rápida y pueden volver a sus actividades normales en menos tiempo.
  • Menos complicaciones: El menor trauma y la menor manipulación de los tejidos reducen el riesgo de infecciones y otras complicaciones postoperatorias.
  • Mejor estética: Las incisiones pequeñas dejan cicatrices menos visibles, lo que puede ser importante en áreas expuestas como el abdomen.

¿Cuáles son las desventajas de la cirugía mínimamente invasiva?

Si bien la cirugía veterinaria mínimamente invasiva (MVMI) ofrece numerosas ventajas, también existen algunas desventajas potenciales que se deben considerar:

  1. Costo: El equipo, la capacitación y la tecnología especializados necesarios para la MVMI son más costosos que los utilizados en la cirugía tradicional, lo que aumenta el costo general del procedimiento para el tutor de la mascota.
  2. Tiempo de procedimiento: En algunos casos, la MVMI puede tomar más tiempo que la cirugía tradicional. Esto se debe a que el uso de instrumentos especializados puede requerir más pasos y maniobras precisas.
  3. Complejidad: Algunos procedimientos MVMI pueden ser más complejos y técnicamente desafiantes que la cirugía tradicional. Esto puede aumentar el riesgo de complicaciones si el procedimiento no lo realiza un veterinario debidamente capacitado y experimentado.
  4. Anatomía animal: La anatomía de algunos animales puede dificultar la realización de MVMI. Por ejemplo, los animales pequeños o con cavidades corporales restringidas pueden ser más desafiantes para operar con técnicas mínimamente invasivas.

Es importante sopesar cuidadosamente las ventajas y desventajas de la MVMI frente a la cirugía tradicional antes de tomar una decisión sobre el mejor curso de tratamiento para tu mascota.

Discute tus inquietudes con tu veterinario para determinar qué opción es la más adecuada de acuerdo al caso.

Técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas en veterinaria

Existen varias técnicas quirúrgicas avanzadas en la cirugía veterinaria mínimamente invasiva que se utilizan comúnmente, cada una con sus propias aplicaciones y beneficios.

La laparoscopia, por ejemplo, permite realizar cirugía abdominal a través de pequeñas incisiones. La toracoscopia, por su parte, está diseñada para realizar cirugía torácica utilizando pequeñas incisiones. La artroscopia, por otro lado, se utiliza para realizar cirugía articular, mientras que la cirugía endoscópica se utiliza para una variedad de procedimientos en diferentes áreas del cuerpo.

¿Qué tipo de cirugías veterinarias se pueden realizar con esta técnica?

La cirugía mínimamente invasiva se utiliza en una amplia gama de procedimientos, entre los más comunes están:

  • Esterilización y castración
  • Extracción de tumores
  • Hernias
  • Biopsias
  • Cirugía gastrointestinal
  • Cirugía ortopédica

¿Es la cirugía mínimamente invasiva adecuada para mi mascota?

Si te preguntas si la cirugía veterinaria mínimamente invasiva es adecuada para tu mascota, es importante que consultes con el veterinario. No todas las mascotas o procedimientos son candidatos ideales para este tipo de cirugía.

Como veterinarios responsables tenemos que analizar primero el caso específico del paciente. Hay que considerar factores como la edad, condición física, tipo de procedimiento requerido y el historial médico, para evaluar si la cirugía mínimamente invasiva es una opción viable.

¿Cómo elegir un veterinario para cirugía mínimamente invasiva?

Si estás considerando la cirugía mínimamente invasiva para tu mascota, es importante elegir un veterinario con experiencia y formación en este tipo de técnicas. Busca recomendaciones, consulta sobre los tipos de procedimientos que se realizan en la clínica u hospital y pregunta sobre las tasas de éxito y los posibles riesgos asociados a la cirugía.

Si tu mascota necesita una cirugía, no dudes en contactarnos en el Hospital Veterinario Agromédica en Escazú para programar una consulta y discutir tus opciones. En Escazú también atendemos emergencias 24 horas. Para llamar, 2289-4101, para llegar clic acá.

También, puedes visitarnos para consultas en Agromédica Veterinaria en San Rafael de Alajuela, para llamar 2101-9191, para llegar clic acá.