Artritis en las mascotas: Guía para tutores preocupados

Artritis en las mascotas: Guía para tutores preocupados

La artritis, esa enfermedad degenerativa que afecta las articulaciones de las queridas mascotas, causando dolor, rigidez e inflamación, puede convertirse en una verdadera pesadilla para ellos y para nosotros, sus cuidadores.

Sabemos lo difícil que es ver a tu fiel compañero sufrir por esta condición. Por eso, en esta oportunidad compartiremos algunos consejos valiosos para prevenir la artritis en perros y gatos, y así garantizarles una vida más longeva, feliz y llena de movimiento.

¿Qué es la artritis y cómo afecta a las mascotas?

La artritis es una enfermedad que se caracteriza por el desgaste y la inflamación del cartílago, el tejido que recubre y protege los extremos de los huesos en las articulaciones. Esta condición puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, pero es más común en las rodillas, caderas, codos y columna vertebral.

Esta enfermedad puede afectar tanto a perros como a gatos, y es uno de los padecimientos comunes en animales de edades avanzadas.

¿Cuáles son los síntomas de artritis en perros y gatos?

Las mascotas con artritis suelen presentar una serie de síntomas como:

  • Dolor: Suele manifestarse como cojera, dificultad para levantarse o acostarse. También podemos notar rigidez articular, especialmente al levantarse después de estar en reposo, y lamido o mordisco excesivo en las zonas afectadas.
  • Inflamación: Las articulaciones pueden verse hinchadas y calientes al tacto.
  • Disminución de la movilidad: Las mascotas con artritis pueden tener dificultades para realizar actividades cotidianas como subir escaleras, saltar o jugar.
  • Cambios de comportamiento: Pueden volverse más irritables, retraídos o menos activos.
  • Pérdida de masa muscular: La falta de movimiento puede provocar que las mascotas pierdan masa muscular.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la artritis en mascotas?

Si bien la artritis es más común en mascotas de edad avanzada, también puede afectar a animales más jóvenes. Hay varios factores que aumentan el riesgo de padecerla como:

  • Raza: Algunas razas son más propensas a la artritis que otras, como los labradores retriever, golden retrievers, pastores alemanes y rottweilers.
  • Sobrepeso u obesidad: El sobrepeso u obesidad causa muchos problemas de salud, en este caso el exceso de peso ejerce una presión adicional sobre las articulaciones, que puede acelerar el desgaste del cartílago y aumenta el riesgo de artritis.
  • Lesiones previas: Las lesiones en las articulaciones, como fracturas o luxaciones, pueden aumentar el riesgo de desarrollar artritis en el futuro.
  • Enfermedades: Algunas enfermedades, como la displasia de cadera y la enfermedad de Lyme, pueden aumentar el riesgo de artritis.

¿Cómo puedo prevenir la artritis en mi mascota?

Si bien no existe una forma segura de prevenir la artritis en las mascotas, hay algunas cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo de que la desarrollen:

  1. Mantén un peso saludable: La obesidad es un factor de riesgo importante para la artritis, por lo que es crucial mantener a tu mascota en un peso adecuado para su raza y edad. Consulta con tu veterinario para determinar el peso ideal para tu mascota y cómo alcanzarlo.
  2. Proporciona ejercicio regular: El ejercicio ayuda a fortalecer los músculos y las articulaciones.
  3. Ofrece una dieta adecuada: Alimenta a tu mascota con una dieta de alta calidad que proporcione los nutrientes necesarios para mantener sus articulaciones sanas.
  4. Revisiones veterinarias regulares: Es importante llevar a tu mascota a revisiones veterinarias regulares para detectar cualquier signo temprano de artritis y recibir tratamiento oportuno.

¿Cómo puedo ayudar a mi mascota con artritis?

Si tu mascota tiene artritis hay algunas cosas que pueden ayudarla y ayudarte a ti también:

  1. Peso saludable: Como ya dijimos antes el sobrepeso crea presión adicional sobre las articulaciones, mantener a tu mascota en el peso correcto a su edad y raza ayuda a evitar el sobreesfuerzo.
  2. Ejercicio regular de bajo impacto: Las mascotas con artritis deben realizar ejercicios de bajo impacto que no pongan demasiada presión sobre las articulaciones. Caminar, nadar y jugar a buscar son buenas opciones.
  3. Consulta con tu veterinario sobre suplementos: Algunos suplementos, como la glucosamina y la condroitina, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones. Sin embargo, es importante consultar con tu veterinario antes de darle cualquier suplemento a tu mascota.
  4. Cuidados del hogar: Proporciona a tu mascota una cama cómoda y ortopédica, evita que suba y baje escaleras con frecuencia y considera usar rampas o escalones para facilitarle el acceso a sus lugares favoritos.
  5. Acude a consulta con regularidad: Tu veterinario podrá revisar su estado de salud y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Y recuerda, si observas cualquier signo de artritis en tu mascota, es importante que la lleves al veterinario para un diagnóstico y tratamiento tempranos. La artritis es una enfermedad crónica y degenerativa, pero con cuidado y tratamiento, tu mascota puede vivir una vida feliz y confortable.

Puedes consultarnos en Hospital Veterinario Agromédica en Escazú dónde podremos darte la orientación que necesites. En Escazú también atendemos emergencias 24 horas. Para llamar, 2289-4101, para llegar clic acá.

Asimismo, puedes visitarnos para consultas en Agromédica Veterinaria en San Rafael de Alajuela, para llamar 2101-9191, para llegar clic acá.