Los hemoparásitos en gatos

Los hemoparásitos en gatos

Al igual que en los perros, también hay hemoparásitos en los gatos que afectan su salud y calidad de vida. Y aunque hay parásitos comunes entre los perros y los gatos, estos no son los de mayor relevancia en lo que a la salud felina se refiere.

¿Qué son los hemopárasitos en los gatos?

Los hemoparásitos son organismos parasitarios que atacan las células y la sangre de los gatos. La mayoría se transmiten por picaduras de insectos como pulgas, garrapatas y mosquitos, pero en el caso de los felinos, también por mordeduras o arañazos.

Las enfermedades más comunes en los perros causadas por hemopárasitos como dirofilaria  erlichia, anaplasma, leishmania, hepatozoon o babesia no son tan frecuentes en los gatos.

Los gatos se ven más afectados por la bacteria parasitaria Hemobartonella felis que ataca a los glóbulos rojos.

Hay dos variantes de Hemobartonella felis:

  • Mycoplasma haemofelis, conocida como la variedad grande, más virulenta, que causa anemia severa.
  • Candidatus Mycoplasma haemominutum, llamada la variedad pequeña, que no suele producir síntomas clínicos.

La anemia infecciosa felina

La anemia infecciosa felina es causada por el Mycoplasma haemofeli, tambiénse le llama micoplasmosis felina. Es una enfermedad grave, y aunque los gatos que la padecen pueden ser curados con tratamiento, pueden ser portadores de la enfermedad y transmitirla por el resto de su vida.

¿Cómo se transmite el micoplasma felino o anemia infecciosa felina?

Esta enfermedad tiene varias vías de transmisión. Puede ser transmitida a través de la picadura de pulgas o garrapatas que previamente han picado a un animal infectado. También puede transmitirse a través de mordeduras y arañazos durante las peleas gatunas.

Se cree que ataca particularmente a animales inmunosuprimidos o débiles por cualquier otra enfermedad preexistente.

Síntomas de micoplasmosis en gatos

Algunos de los síntomas de hemoplasmosis en gatos de los que se debería estar pendiente son:

  • Palidez de las mucosas.
  • Letargia o cansancio.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Depresión.

También puede darse casos de infección asintomática, o sólo como una anemia leve. Por eso es importante el chequeo regular de su felino.

¿Cómo se trata la anemia infecciosa felina o micoplasmosis?

Al ser una anemia de origen infeccioso suele tratarse con antibióticos y también tratamiento de soporte para estabilizar al gato. Si la anemia es muy aguda puede llegar a ser necesario hasta transfusiones sanguíneas.

Si bien el pronóstico, con tratamiento oportuno, es favorable, hay que acotar que los gatos pueden ser portadores durante mucho tiempo. Por lo que no son raras las recaídas en situaciones de estrés o de gatos con sistemas inmunes debilitados por otras condiciones.

¿Cómo prevenir los hemopárasitos en gatos?

La mejor forma de prevención contra los hemopárasitos es mantener desparasitado a su gato. La eliminación de pulgas y garrapatas de su entorno le ayudará a tener una vida más saludable

Mantener al día las vacunas de su gato también es importante. Si bien no existe vacuna contra el micoplasma felino, se sabe que los gatos deprimidos o debilitados por enfermedades como el virus de la leucemia felina o FeLV, son más propensos a padecer anemia infecciosa felina.

Por último, se sugiere la castración. La esterilización de su gato disminuirá el vagabundeo felino, también las peleas por territorio y por pareja, lo que evitará posibles contagios por esta vía.

¿Tiene dudas sobre la anemia infecciosa felina o el micoplasma? Puede visitarnos en Hospital Veterinario Agromédica en Escazú, para llamar, 2289-4101, para llegar, haga clic acá. Atendemos urgencias veterinarias las 24 horas en Escazú.

También nos encuentran en Agromédica Veterinaria en San Rafael de Alajuela, para llamar 2101-9191, para llegar haga clic acá.